El concepto de picking en el almacén
El concepto de picking en el almacén

Entendemos por “picking”, palabra inglesa habitualmente empleada en los almacenes y que etimológicamente significa coger, el hecho físico de ir a una estantería o zona concreta dentro del área de almacenaje para recoger las mercancías requeridas por un determinado pedido. 

¿Qué entendemos por preparación de pedidos o picking?

La preparación de pedidos o picking es una de las actividades más habituales dentro del almacén, llevada a cabo por las personas que preparan los pedidos para los clientes.

En este proceso se incluyen aquellas operaciones cuyo objetivo es extraer y acondicionar los productos demandados por los clientes y que se llevan a cabo mediante los pedidos.

El picking es el proceso de recogida y combinación de mercancías no unitarias que forman el pedido de un cliente determinado. 

Cualquier otra operación de recogida de productos que no obedezca al concepto anterior, tales como: movimientos internos por reorganizaciones de almacén, destrucción de productos obsoletos, traspaso de mercancías de un almacén a otro de la misma empresa (reposiciones), etc., por definición la vamos a considerar fuera de este concepto.

El picking, dentro del proceso de tratamiento de pedidos, constituye en sí mismo un ciclo completo.

Para llegar a comprender la importancia de este ciclo tenemos que tener en cuenta que el coste de manipulación de productos dentro de un almacén puede crecer desorbitadamente en el momento que es preciso atender las operaciones relacionadas con la preparación de los pedidos. 

En proceso de entrada de mercancía que, por ejemplo, la carga venga paletizada, el coste del proceso por paquete desde que cargamos el pallet en el muelle hasta que se sitúa en la zona de estanterías, sería de una centésima parte del coste total del referido proceso.

Sin embargo, cuando se manipulan procesos de pedidos de clientes, el coste de todas las operaciones, desde que se acepta el pedido por comercial hasta que se prepara el paquete para su expedición, habría que imputarlo a la cantidad de productos solicitada.

En términos de promedio, los costes de estas manipulaciones representan en torno a un 65% del coste de las operaciones de un almacén, por lo que es posible obtener grandes ahorros en los costes de manipulación de un almacén simplemente racionalizando los ciclos operativos correspondientes a un proceso de pedidos. 

Potencial de mejora del picking

Analizando el proceso de picking, nos encontramos con los siguientes pasos que realizar un operario del almacén.

1.Traslado a la estantería correspondiente para localizar físicamente el producto.

2. Reconocimiento del artículo, bien sea físicamente o vía un código identificativo o nomenclatura.

3. En caso de que no haya suficientes existencias, tendrá que proceder a una anotación en el documento de picking.

4. Extracción y punteo de la cantidad retirada.

5. Traslado al próximo punto de recogida para repetir la operación.

6. Trasporte de los artículos a la zona de “preparación de pedidos”.

7. Descarga de la mercancía.

8. Regreso con el equipo al lugar de origen.

A través de este procedimiento convencional, que se basa en el principio de que “el hombre va hacia la mercancía”, el tiempo empleado en movimiento internos fácilmente representa entre un 70% y un 90% del tiempo total, lo que requiere un consumo elevado de mano de obra.

Técnicas picking empleadas

Existen diferentes procedimientos a la hora de efectuar el picking de pedidos. Los podemos agrupar de la siguiente manera: 

a)       Atendiendo al momento en que se realiza:

-Picking discreccional.

-Picking programado. 

b)       Atendiendo a la dinámica organizativa empleada:

-Picking “in situ”.

-Estaciones de picking. 

c)       Atendiendo a los recursos informáticos empleados:

-Picking manual

-Picking asistido por computador.

-Sistemas basados en radio control. 

En el próximo artículo, trataremos de explicar brevemente cada uno de los procedimientos de picking. 

estanterías metálicas


Comentar

* Captcha